viernes, 29 de agosto de 2014

Deficiencia auditiva ¿Te suena?

La discapacidad auditiva aparentemente es una discapacidad invisible pero afecta a uno de los procesos más importantes del ser humano: la comunicación. El hombre, como ser social, necesita expresar sensaciones, sentimientos, lo que piensa, organiza y elabora el conocimiento estableciendo un acto recíproco con las personas. La comunicación es un proceso complejo en las relaciones humanas utilizando como vía el lenguaje. Las personas con discapacidad auditiva también tienen su lenguaje de comunicación. 

CLAVE Caring for Hearing Impairment, es una entidad benéfica británica que desarrolla su actividad en España a través de su delegación CLAVE atención a la deficiencia auditiva cuyo principal objetivo es actuar sobre las disciplinas que inciden en el desarrollo integral de las personas con discapacidad auditiva y su entorno, para mejorar sus condiciones de vida. 

Con el objetivo de dar a conocer la realidad de las personas con discapacidad auditiva, CLAVE celebró un concurso de comic en el año 2010 cuyo ganador fue Joaquín Carro González. El jurado estuvo formado por ilustrador Miguel Gallardo, el crítico de cómics Antoni Guiral, el editor de Media Vaca Vicente Ferrer y dos personas del equipo de CLAVE. 


En el comic “Deficiencia auditiva, ¿te suena?” se puede aprender sobre la manera de actuar de los sordos, sobre los diferentes tipos de sordera y la importancia de la colaboración de todas las personas para lograr la integración deseada.

María José Díaz-Aguado, Catedrática de Psicología de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid elaboró una guía didáctica con la intención de que la obra sea más conocida entre los jóvenes:


Reportaje de televisión en el programa "En Lengua de signos" (17 de abril de 2010)


Nota de prensa: Joaquín Carro González recoge el premio clave, atención a la deficiencia auditiva por un cómic sobre la sordera 

lunes, 4 de agosto de 2014

El grito de la gaviota

El grito de la Gaviota es un libro autobiográfico escrito por Emmanuelle Laborit, actriz francesa y directora del Internacional Visual Theatre, un laboratorio de investigación artística, lingüística y pedagógica sobre la lengua de signos, las artes visuales y el cuerpo. Con este libro, publicado en 1994, obtiene el Prix Vérité de la ciudad de Le Cannet, en el mismo año. 
 
Emmanuelle es sorda de nacimiento y hasta los siete años vivió sumida en la soledad y la duda, sin un lenguaje de signos que permitiera la comunicación con el resto de la sociedad. Hasta ese momento solo contaba con la ayuda de un logopeda cuya objetivo era que pudiera hablar. Sólo su madre puede, mediante mímica y sus propios códigos, comunicarse con ella. 

En el lenguaje de signos estaba prohibido en Francia por la teoría de que los sordos podían aprender a leer en los labios y hablar. Fue en la década de 1970, cuando la comunidad sorda comenzó a luchar para el reconocimiento del lenguaje por señas y para un sistema de educación bilingüe. 

A partir de los 7 años empieza a contactar con personas sordas y va aprendiendo la lengua de signos. Conseguirá estructurar su pensamiento, entender lo que la rodea y comunicarse con su entorno gracias al lenguaje. 

En su época de adolescencia la rebeldía se hace presente en su vida tanto en su vida familiar como en la social. No está de acuerdo con el modo en que la sociedad trata a las personas y entiende la realidad de los sordos y se va dando cuenta de que en la sociedad sorda se encuentra mucho más cómoda y libre gracias a la comunicación. 

"Soy sorda no quiere decir: «Yo no oigo.» Quiere decir esto:
«He comprendido que soy sorda."

A partir de este periodo de su vida y siendo consciente de lo que quiere en su futuro, empieza a contribuye en la lucha por reconocimiento de los derechos de las personas sordas, en la defensa del bilingüismo y de la unión de la lengua de signos y de la lengua oral necesaria para la convivencia y la integración en la sociedad. En 1991, se logra que se enseñe en los centros de educación de los sordos el lenguaje de los signos 

Emmanuelle es una luchadora en favor de los derechos de la comunidad sorda, de intentar que no haya barreras de comunicación entre personas oralistas y personas sordas, de intentar que no exista discriminación. La comunicación como seña de libertad y de comprensión

“Mi silencio, para mí, tiene colores, no está nunca en blanco y negro" 



Más información sobre el libro:
El grito de la gaviota en Manos para leer y signar de la Fundación CNSE

viernes, 18 de julio de 2014

La educación en valores a través de los cuentos

Discalibros formó parte del curso de Cuentos y Cuentacuentos coordinado por José Antonio Muñoz Matilla de la Escuela Universitaria de Magisterio de Zamora, de la Universidad de Salamanca.

Los valores, entendidos como elemento básico e indisociable de la persona, forman parte de nuestra esencia y los vamos incorporando a nosotros mismos dependiendo de nuestra sociedad, cultura, entorno… Son los que nos van a definir personalmente.


La literatura es un vehículo privilegiado para esa transmisión de valores. Y una de las ventajas de la lectura es la empatía que se establece con protagonistas de las historias, que hacen que se compartan las risas, las penas, los sentimientos o una situación real. Nos permite asimilar la realidad, aceptar la pluralidad y la diversidad, priorizando siempre la tolerancia, respeto.

La lectura no es solamente embarcarse en ese mundo de fantasía. 
Es que de ese mundo regresas armado con toda clase 
de preguntas, de dudas, de críticas, de sueños y de designios 
que transforman totalmente tu conducta en el mundo real. 
Nada enriquece tanto los sentidos, la sensibilidad, 
los deseos humanos como la lectura.
Mario Vargas LLosa

Discalibros y un grupo de personas del ámbito de la educación analizamos ayer los valores en diversos cuentos que tratan la diversidad funcional: Por cuatro esquinitas de nada, Super Char el cumpleaños de Claudia, Blancanieves y los sietes enanitos, La abuela necesita besitos, Kathrin habla por sus ojos, Lola la loba, El patito feo, El reino de los mil escalones.

Hablamos de la comunicación, de las barreras arquitectónicas y de las actividades de la vida cotidiana mediante actividades a realizar con el objetivo siempre puesto en la normalización y el trato con naturalidad de las personas con distintas capacidades, en la tolerancia, la igualdad y el respeto hacia todas las personas.

Alzheimer, síndrome de Down, acondroplasia, parálisis cerebral, lesión medular, dificultad de comunicación… Me quedo con una frase de ayer:
 
Aprendemos de las capacidades de otras personas 

Muchas gracias por el esfuerzo y el trabajo realizado!

jueves, 26 de junio de 2014

Dónde está mi mariposa? Where's my butterfly?

Aparece por discalibros un cuento bilingüe que tiene como fondo el implante coclear en un niño. La editorial Topka apuesta por historias en las que los protagonistas sean niños diversos y que las historias giren en torno a situaciones, problemas o sueños que discurren en el día a día tanto en las familias como en la vida. De esta manera consigue la educación en la diversidad, en la convivencia y en el respeto. 

La autora, Alicia Romero nos acerca al Implante Coclear de la mano de Cristina, una niña que tiene en su oído esta “máquina” que le ayuda a oír mejor. El imán externo que Cristina se coloca en el pelo ha desparecido y tiene que encontrarlo. 

Este cuento nos va a facilitar las barreras que pueda encontrar un niño en el colegio y en la vida diaria y nos ayudará a que el niño comprenda la importancia de la ayuda que proporciona un implante coclear. 

Cuando un niño tiene un implante coclear es importante hablar con él con naturalidad ya que es la mejor manera de estimular el desarrollo del lenguaje hablado. Los gestos que acompañan nuestro lenguaje ayudarán a una mayor comprensión si el niño no logra entender del todo nuestro lenguaje verbal. 

Para más información sobre los implantes cocleares: http://www.implantecoclear.org/

lunes, 16 de junio de 2014

Alejandro no se ríe

Alejandro es un niño con discapacidad intelectual que juega en un parque al lado de su madre pero no se relaciona con ningún niño. Su mirada penetrante, su falta de sonrisa y su tristeza le caracterizan. 

El narrador y protagonista de nuestra historia es un niño del que no sabemos su nombre. Se reúne con sus amigos en un parque a jugar al fútbol y debido a sus gafas siempre juega de portero. El querría jugar en otra posición, pero es imposible ser un gran delantero, sus amigos no quieren y solo le dejan la portería. Un día cuando están jugando el balón se pierde y se acerca a recogerlo. En ese momento es cuando conoce a Alejandro, un niño silencioso y serio que está jugando solo junto a su madre. El narrador y su grupo de amigos se extrañan del comportamiento de Alejandro y uno de los amigos comenta la discapacidad intelectual de Alejandro pero no llegan a comprender que eso sea motivo de no reírse. 

A partir de entonces el compromiso del grupo será que Alejandro se ría y descubrirán que por muchas situaciones divertidas que quieran recrear, no hay nada que le haga sonreír hasta que lo incluyen a jugar al futbol con ellos. 

Quiero destacar algo que me llama poderosamente la atención y es la confianza y autoestima que el narrador posee. Sabe que podrá hacer reír a Alejandro y sabe que independientemente de lo que piensen sus compañeros de juegos, Alejandro acabará jugando con ellos. 

Es difícil imaginarnos un mundo sin sonrisas, sin jugar, sin compartir… Eso les pasa a los niños, que no llegan a comprender la seriedad contagiosa de Alejandro, ese abstraerse en un mundo que es para ellos lejano. Pero descubrirán que la manera más sencilla es la inclusión en los juegos y aceptar a cada niño con sus virtudes y carencias. 

Alfredo Gómez Cerda es uno de los autores más prolíficos del panorama literario español  y quiero destacar de él la fuerza de sus obras reivindicando el derecho a la imaginación a través de sus libros. 

miércoles, 11 de junio de 2014

Andrea Down

Acabo de descubrir a Andrea Down y me he quedado fascinada. Andrea es una chica con Síndrome de Down que mira el mundo desde un punto de vista diferente. Probablemente no sea el mejor y más correcto punto de vista, pero ella es una persona feliz y como dice en la página web 

"no creo que pueda concebir la vida con amargura, preocupaciones y problemas
que no se puedan resolver. Ella ve personas así a su alrededor,
personas raras, personas que no deben de estar bien, personas... diferentes."
 

La felicidad y su visión de la vida nos deja viñetas como esta que lo que logran es arrancarnos una sonrisa, maravillar su sencillez y desear esta "simpleza":

http://andreachicadown.blogspot.com.es/2013/07/miradas.html


La colección lahormigaseca es quien ha editado Helado de huevos fritos que recopila las tiras que se han ido publicando desde 2009 en el blog incluyendo 16 iras inéditas y colaboraciones de otros autores que permiten ver Andrea a través de otros lápices y rotuladores. En la página web nos indican cómo podemos comprar el cómic.

Merece la pena visitar a Andrea Down: http://andreachicadown.blogspot.com.es/ 

martes, 10 de junio de 2014

Las increíbles historias de Nacho, Lucía, Bubu... y el Elfo que quería ser grande

Los niños con síndrome de Down del colegio de educación especial María Corredentora son quienes se han encargado de las ilustraciones de este libro que recopila cuatro cuentos realizados por escritores que tienen algún premio en su curriculum Lourdes Ventura, Paloma Orozco, Pepa Roma y Marcos Chicot. 


“Las increíbles historias de Nacho, Lucía, Bubu... y el Elfo que quería ser grande”, es un libro solidario de cuentos en apoyo a la Fundación Garrigou. Esta fundación, de reciente constitución (julio de 2012), intenta proporcionar a niños y jóvenes con capacidades especiales la mejor de las educaciones.

El precio de este libro presentado en noviembre de 2013 es de 10 euros y el importe íntegro va destinado a la Fundación Garrigou.